déjate inspirar

No se puede programar lo que nos sorprenderá: pero podemos crear las pequeñas ocasiones para que lo inesperado suceda.